Un día en la oficina de Cyblo: alquilar nunca fue tan fácil

La segunda planta del número 23 del Carrer Nou de Picassent se convierte en nuestro día a día, sobre todo el de Beatriz, que es quién, normalmente, llega primero y se marcha la última. En la planta alta de una oficina dúplex con el pasillo decorado de láminas de edificios antiguos de la ciudad de Valencia es dónde trabajamos.

El pasillo de la oficina decorado con láminas de edificios antiguos.

El Cyblo Team no es muy numeroso, pero formamos un gran equipo. Carlos, como administrador de Cyblo se encarga de la estrategia de empresa; Rosa y Jaime, envueltos en números, de la contabilidad y fiscalidad de la empresa; Mireia, de la comunicación y el marketing online y Beatriz, gerente – business manager, dirige y lleva adelante todo este proyecto. Todos juntos nos encargamos de las tareas necesarias para completar el ciclo inmobiliario: desde la selección de inversión y puesta en marcha de los inmuebles hasta la comercialización, incluyendo la selección interna de nuestros inquilinos (“Cyblers”), la gestión contractual y la entrega de llaves, además de la atención durante todo el alquiler (servicio post-alquiler) y el mantenimiento y control del edificio.

Jaime y Mireia mientras trabajan.

Llegamos a la oficina, bien por la mañana o bien por la tarde, según nuestro horario –que es bastante flexible- y el día de la semana en el que estemos, y el ordenador, se convierte en uno más de nosotros, en la era tecnológica en la que vivimos es inevitable separarse de él, aun así, también nos apoyamos en el material en papel (aunque no demasiado porque intentamos ser “eco-friendly”). Justo al lado de las mesas de Jaime y Mireia se sitúa una pequeña pizarra blanca en la que apuntamos información relevante y que ahora está llena de los principales hashtags que utilizamos en nuestras redes sociales.

Pero el otro lado de la mesa nos gusta todavía más: una pequeña mesita con agua, café, golosinas, revistas relacionadas con el sector y según la época del año, alguna que otra sorpresita con la que nos sorprende Beatriz.

La pequeña mesa que tanto nos gusta.

Envueltos en este ambiente motivante, coloreado de azul-lo que llamamos “azul cyblo”-, es mucho más sencillo trabajar, las jornadas se hacen cortas, sobre todo, cuando más trabajo tenemos. Aunque cada uno tiene sus funciones, la comunicación entre nosotros está presente e intentamos desarrollar todos juntos los proyectos.

La rutina se hace más llevadera cuando, a pesar de seguir unos horarios, cada cierto tiempo haces algo diferente. Beatriz, se encarga de que cada mes salgamos de estas cuatro paredes y hagamos alguna actividad de equipo para variar nuestro día a día: asistimos a la Feria de cerámica Cevisama, al curso de marketing online de Idealista y la próxima que tenemos preparada, es asistir a un partido del Valencia Basket. Con todo esto, es imposible aburrirse.

La pared de la oficina de Beatriz.

Queda claro, que trabajar alquilando viviendas no siempre consiste en estar entre cuatro paredes. Sobre todo es Beatriz quién sale continuamente a la calle: reuniones, visitas de posibles clientes, análisis de inversiones, colaboraciones…

Jaime también le acompaña en alguna visita y realiza regularmente un control de los edificios para revisar que todo esté en perfecto estado. Gestionamos y controlamos detalladamente los servicios que impactan directamente en el bienestar de nuestros inquilinos, “cyblers”.

Jaime trabajando.

El ajetreo es mayor cuando estamos en ese proceso de promocionar y anunciar nuevas viviendas, una aventura, que en definitiva es a lo que nos dedicamos y por la que pronto volveremos a pasar, ya que próximamente alquilaremos nuestras viviendas del Edificio del Puerto 192 de Valencia.

Mireia mientras escribe un nuevo Post.

Un aspecto clave es seleccionar cuidadosamente el mejor perfil de inquilino, lo que nosotros consideramos un verdadero Cybler. La mayoría son gente joven, pero sobre todo personas que sabemos que nos van a cuidar y mimar la vivienda tanto como nosotros mismos lo haríamos y que van a cumplir con sus obligaciones como inquilino. Somos propietarios de las viviendas que ofrecemos en alquiler, por eso las conocemos a la perfección y las cuidamos y mimamos mucho.

Todos los meses, además de hacer actividades, Beatriz realiza una evaluación para comprobar que hemos cumplido nuestros objetivos y marcar nuevas metas, siempre pensando en el futuro y en la manera de mejorar el servicio que ofrecemos a nuestros clientes, para que nuevos Cyblers puedan encontrar su hogar perfecto.

Por eso, podemos decir que, aunque el Cyblo Team se compone por un equipo pequeño, detrás de nuestra empresa hay un proyecto muy grande: hacer la vida más fácil a nuestros Cyblers, aquellos que alquilan con nosotros y hacen del alquiler su forma de vida.

Beatriz trabajando en su despacho.

No Comments

Post a Comment